jueves, 7 de febrero de 2013

Sueños de Cartón

"Duerme, pues la realidad es una pesadilla sin sentido, comprende que nada es lo que parece. Duerme, ya sea entre mantas o cartones, en colchones o en cajeros, en vivos retratos de la calle se convierten los que sueñan, mientras otros solo se dedican a esperar un cambio" decía mi padre. No lo comprendí hasta que mi ingenuidad perdió el sentido, cuando el mundo levantó el telón y las preguntas se hicieron respuestas. La ignorancia es el mejor aliado de un corazón débil, pues la verdad nos atraviesa como flechas invisibles a cada momento de nuestra vida, sin dar cuenta de las lagrimas de sangre que derrama al alcanzar nuestros oidos. El dolor se hace carne cuando sabes que existe, mientras sueñas nada puede hacerte daño, las verazes flechas se hacen de corcho y tú, figura frágil de cristal, estás a salvo de la realidad. Sueña y serás eterno, te digo ahora, hijo.
Ahí fuera, las mentes se pudren sin saberlo, al cuerpo se lo traga la tierra por sorpresa, el perdón es la excusa del cobarde y la mentira, el arma del valiente. No tengas prisa por crecer, te cobran por ello, no tengas prisa por besar pues, antes de encontrar unos labios sinceros habrá miles de embustes entre sábanas, millones de caricias sin más sentido que la soledad.

Sueña mientras puedas, hijo mío, pues aqui estás a salvo.

J.Rodriguez