lunes, 18 de febrero de 2013

Pinceladas de carmín cromado

unos ojos que me gritan en silencio,
con los labios de claro cristal domado,
lentas las caricias que sentencio,
que derritese en dolor color cromado,
probetas con tu abrazo he rellenado,
desolado por paredes de misterio,
galopando entre latidos desolados,
mi corazón ya sumido en un incendio.

J.Rodríguez