viernes, 15 de febrero de 2013

Océano de tiempo

Somos gotas de agua en el océano del tiempo. Dormidos colores de un arcoiris en escala de grises, que completan su olvido entre recuerdos, y su soledad, en compañía del silencio. Salir al mundo entrando en detalles, donde la claridad de una idea oscurece nuestro ánimo, jugando con una ilusión en seriedad. Donde lo simple se hace complejo, la mentira nos hace sabios y la verdad nos vuelve necios, a los ojos del huracán sordo que es el pensamiento del gentío. El tic-tac perfora nuestra libertad, presionando las paredes del corazón y acotando grandes palabras, que acaban hundidas en este océano de sentimientos muertos, mientras la luna se funde en su baño de plata como si nada hubiera ocurrido.

J.Rodríguez